Ser feminista

Hoy he llegado a casa con ganas de escribir y me he puesto a reflexionar sobre lo que ha significado para mí el feminismo. ¡Allá va!

Para mí, ser feminista ha significado muchas cosas. El feminismo me ha traído momentos de tristeza al mostrarme una realidad que no conocía, una realidad dura en la que yo como mujer soy un ser oprimido, inferior, menos que la otra mitad del mundo. Y eso duele. Pero el feminismo me ha dado mucho más, me ha hecho entender el mundo, mi mundo.

10441009_316276188497232_7494806649362234726_nMe encanta la palabra ‘deconstrucción’, creo que es la mejor forma de describir el acto de ponerse las gafas violetas. Deconstruirse y volverse a construir poco a poco cada día, volver a construir tus deseos, tus ideas, y enfrentarte a tus estructuras. Romperlo todo, todo en lo que creías. Eso es. Romperte y volver a poner los ladrillos. No es fácil.

Hace tiempo leía un post en el blog de una mujer feminista que decía que odiaba tener que salir al mundo hostil y machista y enfrentarse cada día a la dura, cruel y repugnante realidad. A mí también me pasa, es mucho más cómodo permanecer en una madriguera, hablar solo con aquellos que ven el mundo como tú y no sentir la necesidad de discutir más que por la comida que harás o la peli que verás esta noche. Es más cómodo refugiarse en los libros y palabras de todas esas sabías mujeres a las que llegas a considerar hermanas.

Pero el mundo no se reduce a una madriguera y para cambiarlo hay que salir y luchar y discutir y re discutir, porque solo de esa forma podrás cambiar poco a poco las cosas e incluso, de vez en cuando, llevarte la grata sorpresa de encontrar a otra u otro confidente.

En ocasiones me da por pensar en todas esas mujeres que vivieron o viven en lugares donde ni si 1620382_292694170855434_134339790_nquiera pueden levantar su voz, pienso en ellas y siento su soledad clavada en mi alma como mil cuchillos. La soledad. Quizás eso sea lo peor. Yo me he sentido sola e incomprendida. Pero he tenido la gran suerte de haber encontrado en el camino a personas con las que compartir mis inquietudes. Gracias, vosotrxs sabéis quienes sois.

Lo más importante para mí es que el feminismo me ha enseñado a quererme, ha puesto un espejo frente a mí y me ha enseñado a querer cada parte de mi ser, a creer en mí, a sentirme fuerte y capaz de todo. El feminismo me lo regaló una mujer, por muchos años que pasen siempre sabré que fue una mujer y solo una mujer la que rompió con todo lo que creía y me dio unas gafas para que mirar el mundo tras sus lentes. Gracias a ella, hoy soy un poco más fuerte.

Mujeres. no dejéis que nadie os diga lo que podéis o no hacer. Sed quienes queréis ser.

 Fotografías: Raquel Quiroga Photography

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s